Casa del Gobernador

Este es uno de los inmuebles civiles más importantes del Municipio de San Andrés Cholula. No se tiene la fecha exacta de la construcción de este edificio, pero por las características arquitectónicas del inmueble debe ser del siglo XVI, aunque oficialmente fue el 16 octubre de 1714 cuando se le otorgó el titulo de República de Indios y se les concedió licencia y facultad para que pudieran nombrar anualmente su gobernador, alcalde, regidores y demás oficiales de república, con el fin de mantener la paz y quietud en el valle cholulteca.


Durante la elección de oficiales, asistían los principales de la cabecera y de sus pueblos sujetos, además del párroco. La misión de las autoridades indígenas consistía en administrar justicia entre los naturales, recaudar los tributos y manejar los bienes de la comunidad, cumpliendo con las disposiciones que a este respecto figuraban en la Recopilación de Leyes de Indias. Dichas leyes dotaban a los pueblos naturales de un territorio y de un sistema de gobierno diferente. El pueblo indio era autónomo para establecer su propio sistema de cargos, el trabajo colectivo y sus finanzas a través de las cajas de comunidad.


Dentro de las funciones de los oficiales de república también estaba la de servir al gobernador. En el pueblo había ocho topiles que servían al gobernador, cuatro en su casa para hacer mandados, y los otros cuatro le pagaban un real cada uno, también los regidores y alcaldes le daban otro real cada uno, que unidos resultaban cuatro reales diarios.

De los topiles dos reales, de los regidores dos reales, de los alcaldes un real y el alguacil mayor nueve reales, así contribuían estos naturales al año cuatrocientos diez pesos; además, cuando el gobernador de este pueblo se trasladaba a la ciudad de Puebla llevaba todo su cabildo, mismo que lo dotaban de cuanto necesitara, poniéndole caballo si no lo tenía, perdiendo los naturales el tiempo y gastos de la manutención y sus pobres mujeres trabajando para poder soportar todo esto, sin poder regular el gasto por ignorarse los viajes que a su antojo quería hacer el gobernador en sus fines particulares sin ningún consentimiento de su República.


A finales del siglo XVIII, el cabildo indígena de esta cabecera lo conformaba un gobernador de naturales, dos alcaldes de primer y segundo voto, 2 regidores, un alguacil mayor, un fiscal, un teniente, un escribano, 8 topiles y 12 recaudadores de tributo, estos cargos los ocupaban individuos elegidos al interior de la comunidad cada año. En cuanto a sus seis pueblos sujetos las autoridades civiles que había eran: un alcalde, un fiscal con teniente y un escribano, mismos que eran nombrados desde la cabecera por el nuevo gobernador y los oficiales subalternos de esta República conforme a la costumbre.

 

 

 

 

GALERÍA